2
 
 
     
 

Historias de sexo de gente famosa

Los HIJOS de DIOS necesitan AYUDA

WOODY, en primera PERSONA

Nombres desconocidos de personajes muy CONOCIDOS

Su DESTINO en el HOROSCOPO

El BURAKO tiene CASA PROPIA

ver más notas ::.

   
Historias de sexo de gente famosa
   

23. ADULTERIO CON RITMO DE TANGO

Enrique Santos Discépolo le abre la puerta del departamento a un amante de Tania: “¿Así que usted va a salir con mi mujer, eh? Que sea la última vez que la hace esperar. ¡Qué impuntualidad!”
La situación, aunque imaginaria, circulaba febrilmente en Buenos Aires hacia mediados de la década de 1940. La maledicencia de quienes conocían la debilidad de Ana Luciano Divis -tal el verdadero nombre de la adúltera, quien escogió el seudónimo de una vecina de origen eslavo en su Toledo natal- por las aventuras extramatrimoniales no tenía límites y aunque es muy posible que los episodios hayan sido magnificados, en todos ellos subsistía un fondo de perversa realidad. Se transmitían de boca en boca y en muchos casos superaban con creces las fronteras del buen gusto. Otra situación grotesca: Discépolo con buena vista descubre, a escasos cincuenta metros de su departamento de la avenida Callao 765, un peinado muy conocido agachado en el asiento delantero de un auto no tan conocido. Y otra más: el mismo Discépolo coloca la llave para ingresar a su casa y, de pronto, un joven, todavía acomodándose la ropa, sale desde el interior de la vivienda. El hombre intenta una explicación para superar el trance, pero el autor de “Uno” lo interrumpe: “No, no diga nada, si la culpa es mía, que hoy vine un poco más temprano”.

La historia negra de la pareja arrastró nombres como el del actor Tito Climent, el de un deportista muy famoso por aquellos tiempos y el de tantos sujetos anónimos que se comentaban por lo bajo en los cafés de Corrientes, en el Tibidabo y en el Marabú y que se expandían vorazmente por teatros y restoranes. La chismografía de turno asociaba los amoríos de Tania con las letras cada vez más tortuosas que escribía Discépolo, como “sin palabras esta música va a herirte/donde quiera que la escuche tu traición”, de “Sin palabras”. Y si bien él también intentó vivir su vida sexual fuera del ámbito conyugal, está claro que “La gallega” descuidó el protocolo de la discreción. Sus detractores jamás le perdonaron que haya sometido a Enrique a una larga y pesada humillación pública. “Si vos me ves desnudo, la comprenderías a Tania”, dijo cierta noche intentando justificar su bochorno ante un periodista. Y alguien, temerario, hasta ensayó una explicación más íntima: “Era débil y no estaba preparado para satisfacer a una mujer fogosa y ardiente que, además, tenía mucha experiencia y prácticamente lo había iniciado en las artes amatorias”. Nada, por supuesto, alcanzó para atenuar el escarnio.
La historia de amor entre los dos protagonistas centrales de esta historia había comenzado en 1927, cuando el Follies Bergère, un cabaret con ambiciones situado en Cerrito y Diagonal Norte, contrató a una tal Tania Mexican, por entonces esposa de Antonio Fernández Rodríguez. Era una figura en ascenso, que ya había sorprendido al público porteño cantando en el Casino con la orquesta de Roberto Firpo, donde entre algunos tangos entonaba “Fumando espero”. Había nacido en Toledo, España, el 13 de octubre de 1894. Cuando debutó en el Follies contaba con 32 años y acreditaba una larga experiencia laboral (con giras por varios países como Marruecos, Francia, Brasil y Uruguay) y una currícula amorosa que incluía unos cuantos e intensos romances antes del matrimonio (el enlace con Fernández Rodríguez se produjo en 1922), del que derivaron en una primera heredera que falleció antes de cumplir un año y otra, llamada Anita, que había quedado bajo la tutela de la abuela Carmen cuando fueron convocados para actuar en Buenos Aires. Antonio Fernández Rodríguez y su hermano Paco, ambos artistas de varieté, formaron el conjunto Les Mexican, al que pronto se sumó la joven toledana con sus tonadillas y cuplés. Habían arribado al puerto argentino como integrantes de la Troupe Ibérica, que duró poco. La ruptura favoreció a Les Mexican y en particular a la joven cancionista que, con astucia, ya había incorporado algunos tangos a su repertorio. Estaban de gira por Brasil cuando un empresario de apellido Argüelles les propuso retornar a Buenos Aires para la inauguración del Follies Bergère. Y aceptaron. Pero la relación estaba agrietada y, a poco de andar, la pareja se disolvió tanto a nivel artístico como personal. Mimada por los habitués del lugar, que solían agasajarla con costosos obsequios, Tania (ya sin el Mexican del comienzo) comenzó a levantar vuelo y a dejarse seducir sin retaceos por ese ambiente donde imperaban el derroche, las tentaciones y la opulencia. Su espíritu aventurero estaba intacto y disfrutaba plenamente de su flamante condición de mujer soltera, pues su ex marido había regresado a España. No era una mujer bella, pero tenía simpatía y desparpajo. Hacía lo que quería y lo hacía sin ocultar nada. Su fama comenzó a desparramarse y ver en acción “a esa españolita que canta tangos” comenzó a tornarse obligatorio. Entre 1927 y 1928 el Follies estaba en su mejor momento. A Discépolo la realidad del cabaret le resultaba extraña y varias veces eludió el convite de sus amigos amparándose en excusas de circunstancia, pero finalmente aceptó impulsado por la curiosidad de escuchar a la tan mentada intérprete quien, para potenciar la intriga, había incorporado a su repertorio “Esta noche me emborracho”, tango de Discépolo que Gardel había prometido grabarle en las próximas semanas. Llegó acompañado por José Razzano y el violinista José Pécora. Para su desdicha, Tania se negó tozudamente a cantarlo, aun sabiendo que el autor estaba en la sala. Pero, para sorpresa de todos, Discépolo volvió al cabaret la noche siguiente. La cantante ya lo había cautivado y se había enamorado para siempre con un romanticismo de novela rosa que ella aceptó divertida, como si fuera un juego. Esta vez decidió complacerlo. Al otro día, ella lo invitó a pasear en su Buick que, según dicen, le había regalado un Anchorena, por los bosques de Palermo. El, comenzó a agasajarla con regalos costosos, en particular joyas, que eran la debilidad de esta toledana ambiciosa, que le llevaba siete años y que de algún modo expresaba la antítesis de su personalidad. Después vendría la pulsera de diamantes y un par de zorritos. Todos los caprichos eran complacidos con aniñada devoción.
A comienzos de 1929 ya vivían juntos en un tercer piso de Cangallo 1757, que puso coto a un intenso periplo por cuartos de hotel. Allí “Chachi” y “La Gallega” comenzaron a recorrer el largo trecho de un vínculo que se tronchó a las 23:15 del 23 de diciembre de 1951, cuando el corazón de Discepolín se detuvo para siempre. “Tengo frío... Tania... Tania... Dame el pullover de vicuña, ése que trajimos alguna vez”, fueron sus últimas palabras. En el certificado de defunción, aprobado por el doctor Dominicis, se dijo que murió por un infarto de miocardio. En verdad, había muerto de tristeza.

 

24. PECADOS DE JUVENTUD


María Da Graca Meneghel nació el 27 de marzo de1963 en la ciudad de Santa Rosa, Río Grande do Sul, Brasil, en el hogar de una familia de clase media. Su padre, Luis Floriano Meneghel, era oficial del ejército; su madre, Alda Flores, ama de casa. El grupo familiar se completó con dos hermanas llamadas Solange Aldaiz (empresaria) y Mara Rubia (modelo y pedagoga) y dos hermanos: Ciro Rojabaglia (psicólogo) y Bladimir Elisaldo (gerente de Xuxa Producciones).

Realizó el jardín de infantes y parte de sus estudios primarios en la Escuela de la Paz, hasta que en 1970 su familia decidió marchar hacia Río de Janeiro, donde completó sus estudios. A los 15 años participó en un concurso local de belleza, donde conquistó la corona obteniendo el título de “Miss Objetivo”. Fue suficiente incentivo para que comenzara a probar suerte como modelo publicitaria. Un año después, a los 16, fue la chica de portada de la revista femenina Cariño y a los pocos días devino en cover girl de más de cincuenta publicaciones brasileñas. Tanto éxito movilizó a los directivos de la prestigiosa agencia norteamericana Ford, que de inmediato la incorporó a su prestigioso staff. Las ofertas de trabajo comenzaron entonces a multiplicarse. Al poco tiempo fue convocada por la revista Playboy, donde exhibió su púber anatomía totalmente desnuda. Consagrada como modelo top, meses después aceptó filmar unas escenas como actriz de reparto en la película “Amor, stranho amor”, de alto contenido erótico. Allí, la flamante actriz interpretaba el papel de una de las chicas que, en un prostíbulo, iniciaba sexualmente a un niño. Y si bien superó la prueba escénica y recibió múltiples propuestas para seguir dentro de ese mercado, optó por buscar nuevos horizontes para su carrera. A los 20 años ya era propietaria de su propia empresa, a la que denominó Xuxa Producciones. En 1983, la cadena televisiva Manchete (una de las más poderosas del Brasil) le ofreció hacerse cargo de un programa de televisión para los más pequeños. El ciclo se tituló “Club del niño” y alcanzó notable popularidad, lo que arrastró la grabación de un disco, que también trepó a la cima de ventas en pocas semanas. Confeccionada su escenografía con un plato volador, su vestuario con una onda espacial y sus canciones con mensajes típicos de la nueva era, esta suetre de “princesa cósmica” era presentada a los chicos como una superheroína que venía de otro mundo con la misión de combatir la tristeza y traer alegría a los niños de nuestro planeta. Su magia de “hada madrina” se erigió en un nuevo símbolo de paz, ofreciendo ternura, cariño y una belleza angelical que borraba los atisbos de un pasado en que explotaba su cuerpo por encima de otros atributos. Pero las minifaldas o minishorts, sus provocativos movimientos estudiados y algunas insinuaciones no precisamente ingenuas o infantiles, daban la pauta de que no solamente se buscaba un público infantil. Más allá de ser vista como “una enviada de otro mundo para traer ayuda a la Tierra”, tal como se difundía desde su programa o en las notas de las revistas, esta bella “mensajera cósmica” sabía muy bien en qué mundo tenía que moverse y cuáles eran los mecanismos que habrían de causar atención: buenas piernas a la vista y un arsenal de sensuales miradas y palabras.
Por esta época es cuando llega a su vida Marlene Mattos, inseparable amiga y manager personal, también asociada a insidiosos rumores sobre su vida privada. “No voy a salir con un hombre cada noche para que las personas no digan que salgo con una mujer”, declaró la estrella con el hasta ahora inútil propósito de aventar sospechas sobre sus elecciones para los momentos de intimidad. El fenómeno Xuxa explotó rápidamente con más discos, un libro para chicos, videos, la película “Luna de cristal” y se desparramó internacionalmente. Su nombre y su imagen aparecieron en más cien productos como alimentos, muñecas, cosméticos, utensilios de cocina, zapatos, compactos y revistas, convirtiéndola en la indiscutida “Reina de los bajitos” e imitada luego hasta el hartazgo. Su fama superó, con creces, las expectativas más optimistas: solamente en Brasil lleva vendidos, desde 1987, más de 12 millones de discos y más de un millón en el resto del mundo. Sus películas atraparon a 15 millones de espectadores. Allá por 1989 inauguró la Fundación Asistencial Xuxa Meneghel, que ha dado cobijo a más de trescientos chicos sin hogar. Ese mismo año puso en marcha la campaña “Gotita, gotita”, donde logró la vacunación del 90 por ciento de los niños de su país. Arribó a la Argentina en 1991, donde instaló su exitoso “El show de Xuxa” por la pantalla de Telefé, donde permaneció hasta 1993. Más tarde realizaría participaciones esporádicas como las cámaras ocultas para “El show de Videomatch”. Los argentinos pudimos verla nuevamente el año pasado, cuando pasó por el programa de Marcelo Tinelli y visitó a Maradona en su ciclo de Canal 13. El 28 de julio de 1998 fue mamá de Sasha, su primera y hasta ahora única heredera. El padre de la niña se llama Luciano Szafir, con quien tuvo una breve relación. Antes habían pasado por su vida otros dos íconos brasileños: en 1981 el astro futbolístico Pelé y ocho años más tarde el hoy malogrado campeón autmovilístico Ayrton Senna. También se la vinculó con John John Kennedy, hijo del ex presidente norteamericano John Fitzgerald Kennedy, aunque el romance nunca fue admitido por Xuxa, quien suele reírse de las incontables fantasías que se construyen en torno de su vida amorosa.
Hoy es una mujer hermosa que ha logrado superar las barreras de un pasado oscuro para colocarse con un ejemplo para los niños. En los últimos tiempos se ha dedicado al mundo adolescente conduciendo un programa sobre sexo y haciendo un disco con canciones para ellos.

 
 
Los HIJOS de DIOS necesitan AYUDA
 
Año 2001. El Padre José, Mamá Irene y Orlando Morales, o simplemente José, como lo conocen todos en la Escuela Comunidad Filii Dei. Los chicos de la secundaria junto a
Mamá Irene en la parroquia.
Todos estos chicos viven en la lindera Villa 31.

La Fundación Hogares Argentinos nació en 1957 como un intento concreto de paliar los graves males que por entonces ya afectaban a los llamados chicos de la calle, en particular a los hijos de quienes purgaban sus condenas en las cárceles y quedaban librados a su suerte, expuestos a todos los flagelos imaginables. La acción tesonera y hasta transgresora del padre José Dubosc, sacerdote de la orden de San Pablo, emergía con potencia inusual entre aquel grupo de fundadores. Al poco tiempo en su camino se cruzó la licenciada Irene Freyre, laica consagrada, y juntos comenzaron a desplegar una tarea solidaria inquebrantable que se inició en la provincia de Neuquén y se cristalizó en Buenos Aires, más precisamente en Retiro, cuando alzaron las paredes de la Escuela Comunidad Filii Dei, que significa “hijos de Dios”, originalmente concebida como hogar protector para los chicos desamparados. Con el paso de los años, alarmados y dolidos por el crecimiento de la marginación, el delito y la discriminación, que avanzaban ferozmente sobre la población que los rodeaba, el Padre José, Mamá Irene y un grupo de voluntarios encabezados por Orlando Antonio Morales (a quien el cura rebautizó José Adrián), uno de los chicos rescatados en Neuquén, ampliaron la misión y consolidaron un plan de clases de apoyo escolar. Oficialmente la Escuela Comunidad Filii Dei, situada en la Calle 8 (conocida como Avenida Gendarmería Nacional), entre 3 y 5, frente a la Villa 31, de donde proviene la totalidad del alumnado, comenzó a funcionar en 1990 con salitas de 3, 4 y 5 años. Más tarde se sumaron las salas de primero a cuarto grado y en 1994 comenzó a funcionar el secundario. Hoy convergen 1400 alumnos en los tres niveles y pueden transitar todos los eslabones educativos hasta egresar con el título de perito mercantil con orientación en computación.
La vida del Padre José se apagó en junio de 2004. Ya muy viejita y fatigada después de tantas luchas, Mamá Irene acompaña e ilumina a quienes tomaron sus banderas. Las demandas son muchas y los recursos a menudo escasean, pero todos ellos están acostumbrados a las batallas difíciles y son expertos en causas perdidas. Desde el cuerpo docente que comandan Andrea de Souza y Valentina Aponte (directoras del jardín y de la primaria, respectivamente) y el arquitecto Reinaldo Corbacho, rector del secundario, quienes lideran a un grupo de noventa maestros y profesores, la voluntad está intacta. Y saben que el Padre José está presente en cada rincón de esta escuela donde abundan el respeto, la amabilidad y el amor, que a menudo suelen reemplazar lo mucho que hace falta. La prioridad son las computadoras (algún mal parido entró a robar durante el verano y los despojó de varias de ellas), pero todo siempre es bienvenido. El trámite es sencillo, sin escalas burocráticas: se llama y se ofrece. Lo demás corre por cuenta de esta gente que, por su historia, no está dispuesta a bajar los brazos. Los números son 4312-3727/2348 o por celular al (15)4945-5065. Tenga en cuenta que todo lo que uno da, siempre regresa, casi siempre multiplicado. No lo olvide.

 
 
WOODY, en primera PERSONA
 

“No tengo otra alternativa que hacerme caso: soy la persona que más a mano tengo. Eso ocurre desde el 1º de diciembre de 1935, día de mi nacimiento. Para mí, llegar al mundo fue uan espantosa impresión: descubrí que se me habían terminado los mejores nueve meses de mi vida”. Allen Stewart Konisburg nació, como lo dice en ese fragmento de un hasta ahora inédito diario secreto íntimo que promete publicar cuando presienta que se acaban sus días en este mundo, hace ya 70 años. Dice que sus amigos le pusieron Woody, que significa “de madera”, y que le encanta ese seudónimo.

Ha sido calificado desde genio del humor hasta tesoro nacional. Lo hizo casi todo: autor de “gags” (comenzó a los 16 años), libretista de televisión, comediante, dramaturgo, actor y director teatral y cinematográfico. También es un músico aficionado que prefiere tocar su clarinete antes de ir a la ceremonia de los Oscar y recoger una o dos estatuillas. Lo que sigue, a partir de algunas definiciones recopiladas de diversas entrevistas, es apenas una muestra de su humor corrosivo.
* El dinero no da la felicidad, pero procura una sensación tan parecida, que se necesita un especialista muy avanzado para verificar la diferencia.
* El dinero no lo es todo, pero es mejor que la salud. Al fin de cuentas no se puede ir al carnicero y decirle: “Mire qué buen color tengo, y además no me resfrío nunca”... y suponer que va a regalarle la mercadería.
* No hay ninguna duda de que existe el más allá. Sin embargo, hay que preguntarse a qué distancia se encuentra del centro de la ciudad y hasta qué hora está abierto.
* El sexo sin amor es una experiencia vacía. Pero, como experiencia vacía, es una de las mejores.
* Lo que hay que tener presente es que cada época de la vida ofrece sus propias satisfacciones, mientras que si estás muerto es difícil encontrar el interruptor de la luz.
* Hay dos tipos de personas: los buenos y los malos. Los buenos duermen bien, pero los malos parece que que se la pasan mejor cuando están despiertos.
* No creo en la otra vida, pero por si acaso me he cambiado la ropa interior.
* Yo no quiero casarme, sólo quiero divorciarme.
* Prefiero no conocer gente agradable para no tener que tomarme el trabajo de caerles bien.
* Dejé de pensar en el suicidio porque sólo sería una solución pasajera.
* Los tiempos cambiaron. Un psicoanalista mediocre cobra cincuenta dólares la hora. En tiempos de Freud por cinco marcos lo atendía el mismo Freud y hasta le planchaba los pantalones.
* La inteligencia es la segunda arma de los feos como yo; la primera es el amor.
* Una noche me rodearon en la calle doce muchachos dispuestos a golpearme todos a la vez. Pero usé mi poder de persuasión y hablé con cada uno de ellos. Tuve éxito: logré que me dieran doce palizas por separado.
* Es malo no tener sentimientos de culpa. Yo los tengo siempre, aun sin haber hecho nada.
* Qué extraño que la gente quiera conocer el universo, cuando es tan difícil caminar por el Barrio Chino.
* Mi cerebro es mi segundo órgano favorito.
* Yo no estoy asustado por la muerte; simplemente no quiero estar allí cuando suceda.
* El sexo entre dos personas es una cosa hermosa; entre cinco es fantástico.
* Mis padres solamente me pegaron una vez. Empezaron el 23 de diciembre de 1942 y terminaron en la primavera de 1944.
* Nietzche dice que todos viviremos la misma vida nuevamente. ¡Dios!, tendré que ver de nuevo a mi agente de seguros.
* Trabajo de psiquiatra: actualmente estoy tratando a una pareja de hermanos siameses que sufren de doble personalidad: me pagan ocho personas.
* Masturbarse es hacer el amor con alguien que amas.
* La vida transcurre entre lo horrible y lo miserable; aunque si uno tiene suerte, sólo es triste.
Cuando crecí no me aceptaron en el ejército porque fui declarado inutilísimo; a tal punto que en caso de guerra sólo podía ser declarado rehén.

 
 
Nombres desconocidos de personajes muy CONOCIDOS
 

Rotemberg es el apellido verdadero de quien eligió el Roth para triunfaren la Argentinay en el exterior..
Adrian Suar es el seudónimo escogida por Adrian Schwartz Kirzner, mientras que el ultra racinguista Alberto Martin figura en su documento como Luis Ricardo Difeo.

El bolerista Leo Marini era, en rigor, Alberto Batet Vitali; Moris es el seudónimo escogido por Mauricio Birabent; Zeta, ex Soda Stereo, es Héctor Pedro Juan Bosio; oriundo de Rosario, Litto Nebbia es, según su documento, Félix Francisco Nebbia Corbacho; Pichi Landi es el seudónimo escogido por José Sissini; el folclorista Argentino Luna se llama Rodolfo Giménez; la correntina Teresa Sellarés escogió el apellido de su esposo, Parodi, para incursionar en el folclore; Luis Aguilé es, según la cédula de identidad, Luis Aguilera; en el registro civil de La Plata, allá por 1937, a los Cabral les dijeron que no estaba permitido ponerles “nombres de caudillos” a los recién nacidos y entonces a Facundo optaron por ponerle Rodolfo Enrique, que es el nombre que figura en su documento de identidad; el tanguero Oscar Ferrari se llama en verdad Oscar Samuel Rodríguez de Mendoza; y más gente del dos por cuatro con identidades modificadas: Patricia Vel es Patricia Vellani; Alberto Castillo, también médico ginecólogo además de cantor, era Alberto De Lucca; Charlo era Carlos Pérez de la Riestra; Hugo del Carril se llamaba Hugo Piero Fontana; Tita, la única, era Ana Laura Merello; Jorge es Orlando Vidal; Cacho Castaña se llama, en realidad, Humberto Vicente Castagna; Simonette es Amalia Rosa Ostalé; Paula Gales era Paula Berón; Mario Bustos era Mario Nazareno Alvarez; Angel Cárdenas reemplazó su apellido orginal, que es Bártoli, pero preservó el nombre; Siro San Román es el seudónimo de Roberto Santamaría; Héctor de Rosas era Héctor Manuel González; Rodolfo Lesica era Rodolfo Oscar Aiello; Jorge Falcón era Luis Angel Iglesias; Alberto Marino se llamaba Vicente Alberto Marinaro; Héctor Pacheco se llamaba, en rigor, Antonio Lino Ingaramo; el palermitano Alberto Podestá se llama Alejandro Washington Ale; Nelly Omar es Nilda Elvira Vattuone Pesoa; Adriana Varela trocó su apellido de soltera, que era Lichinchi, por el de su hasta ahora primer y único marido, del que está divorciada, que era jugador de tenis; la “Negra” Sofía Bozán y su hermana Olinda tenían el apellido Bergero; Rosita Quiroga era Rosa Rodríguez; Oscar Larroca era Oscar Antonio Moretta; Susana Teodora Ramona Leiva devino en Susy Leiva; Carlos Dante son los nombres de pila de un señor que se apellidaba Testori; Gloria Díaz es, en verdad, María Julia Díaz; Pepita Avellaneda, primera mujer que cantó tangos profesionalmente, se llamaba Josefa Calatti; Homero Manzi, el autor de “Malena”, era oriundo de Añatuya, provincia de Santiago del Estero, donde nació con el apellido Manzione; Amanda Ledesma era Josefina Rubianes Alzuri; el malogrado Hernán Salinas se llamaba Jorge Hernando Aguirre; Julio Martel es, en verdad, Julio Harispe; Jorge Sobral era Edelmiro Sobredo; Claudia Mores se llama Mercedes Beatriz Bayo; Alba Solís es Angela Emilia Lamberti, mientras que Roberto Ayala es Agustín Gutiérrez. Y más gente del tango: José Lomio escogió su apellido del novelista colombiano José María Vargas Vila, añadiéndole el nombre que su madre hubiera querido para él y así devino en Angel Vargas; Juan Carlos Cobos era Lorenzo Joaquín Pires; Josefina, nacida en Cosenza, Italia, se llama Giuseppina Licciardi; Aída Denis era Aída Rodríguez; Alberto Morán era Remo Andrés Domingo Recagno; bajo el seudónimo de Jorge Maciel se ocultaba el verdadero nombre de Carlos Pellegrini; Rodolfo Lemos, vecino de Parque de los Patricios, es Rodolfo Otero; Roberto Chanel se llamaba Alfredo Mazzochi; Virulazo era el apelativo de Jorge Martín Orcaizaguirre; Beba Pugliese es el seudónimo de Lucela Delma Pugliese; de orígenes boquenses, Claudio Bergé se llama, en rigor, Horacio Humberto Palacios; Carlos Guido era José Joaquín Ucha; Abel Córdoba es el seudónimo de Abelardo González; Alfredo Belusi se llamaba Alfredo Bellusshi; Tito Schipa era Raffaele Attilio Amedeo Schipa; Carlos Olmedo, de raíces uruguayas, era Delmar Velázquez Childé; la bandoneonista Paquita Bernardo era Francisca Cruz Bernardo; Enzo Valentino modificó su apellido original, que es Cavanenghi; Carmen Duval era, en verdad, Carmen Leonor Simone; Guillermo Galvé es Guillermo Pirker; Enrique Dumas es Enrique Rodríguez; Raúl Carrel, que alterna el tango con el bolero, se llama Oscar Raúl De Cicco; apodado “El Alemancito”, Reynaldo Martín es, según su documento, Oscar Reynaldo Fritz; Horacio Deval es el seudónimo de Adolfo Tudisco; Raúl Lavié es Raúl Ricardo Peralta; Héctor Marcó se llamaba Héctor Domingo Marcolongo; Beba Bidart, quien fuera vecina de Almagro, se llamaba Eliana Renée Schianni.

DOCUMENTOS FARANDULEROS
Pasamos a actores, actrices y gente de la farándula: Patricia Castell es Ovidia Amanda Parafitani; los hermanos Jorge y Aída modificaron levemente su apellido Da Luz, de raíces portuguesas, por Luz; Duilio Marzio se llama Duilio Bruno Perruchio; Tino era la abreviatura escogida por el actor Celestino Pascali; Marco Estell, recordado galán de los ‘80, se llama Alberto Ricardo Estella; el humorista Don Pelele se llamaba Pablo Francisco Quiroga; la recordada “niña prodigio” Adrianita era Adriana Blanco; el uruguayo Osvaldo Laport es Rubens Osvaldo Jesús Udakiola; su compatriota Natalia Oreiro abrevió considerablemente el nombre completo con el que fue inscripta en Montevideo el 19 de mayo de 1977: Natalia Marisa Oreiro Iglesias Poggio Bourié; Vicky Buchino es el seudónimo de Victoria Mirtha Luján Buchino; Ambar La Fox fue el seudónimo escogido por Amanda Lafauce; Tito era, en rigor, César Lusiardo; Germán Kraus es Oscar Alberto Grillo; el ultra racinguista Alberto Martín se llama Luis Ricardo Difeo; Antonio Grimau es Antonio Rebolini; el verdadero nombre de Jorge Salcedo era Jorge Pedro Codicinio di Paola; Adrián Martel es Adrián Martínez; Susú es Susana Raquel Pecoraro; actriz desde muy pequeña, Lorena Paola omitió su apellido, que es Losavio; Irma Roy se llama Irma Carolina Guglielmo; María Antinea era, en rigor, María Hueso; la modelo-actriz-conductora Ingrid Grudke tiene un complejo segundo nombre, que es Hildegart; Elsa Daniel se llamaba, según su documento, Elsa Nilda Gómez; Miguel Angel Solá reemplazó su verdadero apellido, que es Vehil; Peggy Sol es, en rigor, Elda Noemí Lapadú; Darío Víttori se llamaba Melito Darío Espartaco Margozzi; el recordado galán Eduardo Rudy era Eduardo Mazzelli Rudi; Dringue era Juan Manuel Farías Torterolo; Mariquita Gallegos es, según sus documentos, María Angélica Gallego; Noemí Aslan devino en Noemí Alan; la siempre vigente María Concepción no es César sino Cesarano; el verdadero apellido de Analía Gadé es Gorostiza, hermana de Carlos, un destacado dramaturgo; es curioso el segundo nombre de Luisana Lopilato, Loreley; Noemí Laserre figuraba en su libreta cívica como Noemí Sorrentino y antes de transitar la farándula ayudaba a su padre en un restorán de la avenida Corrientes 6735; el documento de Fernando Siro indica que se llama Francisco Lutsich; Sergio Renán es Samuel Cohan; Javier Portales era el seudónimo de Miguel Angel Alvarez; Rodolfo Bebán se llama Rodolfo Tilly; Dorys del Valle es Rosa Noemí Castro; el nombre completo de Cristina del Valle es María Cristina del Valle Arley; Jorge Corona es Jorge Femenia; Florencia de la V (antes De la Vega) es un caso de doble mutación, porque su documento dice que en verdad se trata de Roberto Carlos Trinidad; lo mismo sucede con Mariana Aria (la Justicia tiene un dictamen pendiente sobre el uso de este apelativo), quien en verdad se llama Mariano Castro, y fue también el caso de Cris Miró, quien en rigor se llamaba Gerardo Birges; Adrián Suar es Adrián Schwartz Kirzner; Katja es Catalina Aleman; el verdadero nombre de Selva Alemán es Selva Carmen Gionno; Pablo Alarcón es Rodolfo Francisco Marabotto; Cris Morena es, en rigor, Cristina Di Giácomi; el paraguayo Arnaldo André es Arnaldo Andrés Pacuá; Emilio Disi es Emilio Roberto Parada; Nito Artaza es Eugenio Atrasar; Luisina Brando se llama Luisa Noemí Gnazzo; Betiana es, según documento de identidad expedido en la provincia de Chaco, de donde es oriunda, Beatriz Ana Blum; Chunchuna es Elba Villafañe; Moria Casán es Ana María Casanova y, paradójicamente, su archirrival Graciela Alfano se llama Graciela Inés Alfano Casanova; la señora Mirtha Legrand se llama Rosa María Juana Martínez Suárez; la genial Niní Marshall era María Esther Traveso (así, sin la “r”); otro grande del humor, Tato Bores, se llamaba Mauricio Rajmín Borensztein; Raúl Taibo es Raúl Tignanelli; su mamá, Beatriz Taibo, es Beatriz Máscara; Norma y Mimí Pons se llaman, en realidad, Norma Delia y Esther Orizzi, respectivamente; sutil fue el cambio de Enzo Viena, cuyo nombre legítimo es Felipe Enzo Vienna; Pepe es José Soriano; Julia Sandoval es el seudónimo de Julia Delia Toscano Barrientos; Cecilia Roth es, según su documento, Cecilia Rotemberg; Isabel Sarli se llama Hilda Isabel Gorrindo; aunque de raíces venezolanas, Catherine Fulop desarrolló la mayor parte de su exitosa carrera en nuestro país, por eso le confiamos su verdadero nombre, que es Catherine Amanda Fulop García; el tío solterón de “La familia Falcón”, Roberto Escalada, era Roberto Legero; Ernesto Bianco se llamaba Oscar Ernesto Pelicori, apellido que respetó su hija Ingrid, también actriz; Estela Molly se llama Estella Nejimar Meyranx; el recordado ilusionista Tu Sam era Juan José Del Pozo; el astrólogo Horangel es Horacio Germán Tirigal; Fabio Zerpa se llama, en verdad, Fabio Pedro Alíes Zerpa; oriundo de La Paternal Pablo Ragonese devino en Pablo Rago; Graciela Noemí Zabala le robó el apellido al gran Jorge Luis y devino en Graciela Borges; la opulenta Libertad Leblanc es Libertad María de los Angeles Vicich; Soledad Silveyra omitió su primer nombre, Lía, al igual que Mercedes Carreras, quien ya no usa el María que lo antecede; Gogó Andreu se llama Ricardo César Andreu; Luis Aubele omitió la última letra de su apellido y pasó a ser Luis Aubel; Jorge Porcel es Jorge Raúl Porcel de Peralta; Perla Caron es Perla Susana Caroni; Romina Yan abrevió su apellido, que es Yankelevich; Norman Briski es Naum Briski; Rafael “Pato” Carret es Rafael Carreta; Reina Reech es, en verdad, Reina Cristina José; Elisa Christian Galvé se llamaba Leonora Ferrari Tedeschi de Aspesani; otra estrella de aquellos tiempos dorados del cine nacional, Zully Moreno, era Zulema Esther González Borbón; mientras que Delia Garcés era Delia García; Silvana Roth era Silvana Rota; Mecha Ortiz se llamaba, en rigor, María Mercedes Varela de Ortiz; la voluptuosa Tilda Tamar era, según los documentos, Matilde Sofía Margarita Abrecht; Rolo Puente es Rolando Domínguez; Larry de Clay es Raúl Biaggioni; Freddy Villarreal es, en verdad, Federico Pérez de Villarreal; Delfor, creador de “La revista dislocada”, es Delfor Amaranto Discasolo. En la próxima edición de HECHOS & PERSONAJES completaremos este documentado informe.

 
 
Su DESTINO en el HOROSCOPO
 

ARIES: Impulsos y mutaciones que afectarán su vida íntima. En el plano laboral sugerimos una mayor demostración de compromiso para mejorar su performance. Sean prudentes porque ciertos comentarios pueden generar problemas. En el amor vivirán momentos de erotismo y entrega sin límites.
TAURO: Sus energías están puestas en la vida sentimental, que sufrirá notorios altibajos por ciertas actitudes intransigentes de su parte. La situación económica mejora lentamente a partir de su decisión de poner mayor énfasis en el empleo. Cuiden la zona ósea. Diálogo enriquecedor con persona de su entorno.
GEMINIS: Vigoroso reencauzamiento de capacidad intelectual, lo que le permitirá inscribirse en cursos, seminarios o talleres muy útiles para su futuro. La infidelidad puede ser causa de rupturas inapelables. En el trabajo aconsejamos ser más prolijo y respetar las indicaciones de sus superiores.
CANCER: Intensa actividad social, con amplias posibilidades de contactarse con personas útiles para sus proyectos. Tomen distancia de quienes exhiben una actitud errática o confusa en materia sentimental. Etapa de reconciliaciones y de encuentros altamente emotivos. Resolución favorable en el ámbito judicial.
LEO: Vínculos afectivos que tambalean y corren el riesgo de diluirse. Sean comprensivos y eviten fricciones con compañeros de trabajo. Asignen la mayor parte de su tiempo libre a los deportes, la vida al aire libre y la relajación. Exigencias desmesuradas generan problemas en la pareja.
VIRGO: No repriman sentimientos y expresen lo que sienten sin reservas. La experiencia será determinante para sobrellevar un duro momento laboral. Multiplican la vida social y surge la posibilidad concreta de un cambio radical en cuestiones inmobiliarias. Incómoda atracción física con persona de su grupo.
LIBRA: El amor recibe potentes efluvios y avanza una pasión prohibida. Altibajos económicos que perdurarán durante algunas semanas. Disfruten del tiempo libre con actividades estimulantes para su organismo. Fluida relación con parientes dispuestos a brindarles asistencia en nuevos emprendimientos.
ESCORPIO: Eviten las constantes autocríticas que suelen predisponerlos al pesimismo. Trastornos en el aparato respiratorio que no deben pasar inadvertidos. Alegrías al por mayor en el área social, donde comienzan a visualizarse algunos logros que estaban demorados. Momentos espléndidos en el amor.
SAGITARIO: Animados, inquietos, con ganas de cumplir algunos objetivos personales que habían pasado a segundo plano. Hay riesgo de accidentes hogareños. Turbulencia familiar que debe ser controlada con astucia. Correspondencia en el plano amoroso, donde sentirán el apoyo incondicional de su pareja.
CAPRICORNIO: Ordenen la economía familiar y no cometan excesos. Benéfica etapa en el trabajo, donde empiezan a reconocer su esfuerzo y dedicación. Picardía y seducción para superar algunos conflictos con vecinos. Equilibrio emocional que les permite ganarse la simpatía de sus seres queridos.
ACUARIO: Afloran nuevas perspectivas en el plano laboral. Máxima felicidad en el amor, donde podrán combinar pasión y romanticismo. Dolores vertebrales que exigen consulta profesional. El sentido común será un aliado poderoso cuando vacilen ante ciertos cambios que se avecinan. Sorpresa por una carta.
PISCIS: Tiempo de conciliación, de diálogo, pero también de respuestas enérgicas. Fisuras en la pareja que son consecuencia del agotamiento de un proyecto de vida demasiado rutinario. Sean más tolerantes y ganarán espacios en el empleo. La economía recibe un impulso renovador.


Guadalupe Vallejos
Prof. en Psicología, Filosofía
y Ciencias de la Educación
Astróloga y Tarotista
Consultas: 4864-5651

 
 
El BURAKO tiene CASA PROPIA
 
En la esquina de Loyola y Acevedo existe un lugar llamado La casa de Lucy, donde un creciente grupo de personas se reúne los martes, jueves, viernes, sábados, domingos y feriados para disfrutar de un juego de mesa que comenzó a disputarse con cartas y ahora se practica con fichas. Podríamos definirlo como una mezcla de chinchón y canasta cuyo objetivo medular es hacer canastas y cortar al oponente para que no las haga. Los torneos que se organizan en este club son a mayor diferencia de puntos en los dos partidos que se organizan durante la reunión.

Este Club del Burako es tan original que por ahora es el único que funciona en la Argentina. Nació hace siete años de la mano de Lucy Zito, quien actualmente sigue de cerca tanto la organización de los torneos como la marcha del restorán. Lucy, quien ha expandido el burako en Buenos Aires, recuerda con especial afecto la jornada del 27 de noviembre de 2005, cuando reunió a mil personas en el Sheraton Hotel, en un torneo realizado a beneficio de la Fundación Favaloro. Y como le gustan los desafíos, anticipa que para el próximo 9 de agosto, fecha prevista para otro certamen solidario programado para la misma entidad, ese número será superado con creces. En estas multitudinarias y esforzadas convocatorias cuenta con el apoyo incondicional de Elena y Emilse, quienes se encargan del catering.
Pero la cadena solidaria no se detiene, pues regularmente los burakeros de La casa de Lucy ayudan el hogar infantil Comedor del Niño Jesús de Villa Crespo, hacia donde remiten medicamentos, alimentos y ropa. La historia de este pintoresco club comenzó a cimentarse hace ya veinticuatro años. “Yo jugaba al burako en mi casa con mi familia y algunos amigos. Un día me di cuenta de que el número de jugadores aumentaba considerablemente y que estábamos necesitando un sitio cómodo, confortable y amplio para cobijarlos a todos. Y así surgió este club”, resume la dueña de casa. Las reuniones comienzan a las 21:30 los días de semana, mientras que sábados, domingos y feriados la cita arranca a las 15:30 y a las 21:30. Y como las partidas pueden prolongarse más allá de la medianoche, el servicio de bar y restorán cuenta con la eficiente tutela de Silvia, quien provee de comidas caseras, parrilladas y hasta servicio de delivery.
La popularidad de Lucy Zito ya trasciende los límites de Buenos Aires. La tarea de la anfitriona, por otra parte, no ha pasado inadvertida para las autoridades del Gobierno Autónomo de la Ciudad de Buenos Aires, quienes han distinguido a Lucy como “Vecina solidaria” durante dos años consecutivos. Un motivo más para colmarla de justificado orgullo.

 
 
 
     
 
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS WWW.HECHOSYPERSONAJES.COM.AR